El juzgado de primera instancia número 12 de Valladolid ha dictado la primera sentencia condenatoria en España al grupo Volkswagen por el caso de la manipulación de sus motores diésel por la que el grupo deberá indemnizar con 5.006 euros a un afectado que compró en mayo de 2013 un modelo Q5.

De este modo, el juez da la razón en su sentencia -que Volkswagen ya ha anunciado que va a recurrir- a un cliente que adquirió un Audi modelo Q5 por valor de 50.065 euros en un concesionario oficial de la marca en Valladolid y que es uno de los afectados por la instalación de un software fraudulento que permite diferenciar las emisiones contaminantes cuando el vehículo se encuentra en el banco de pruebas y durante la conducción real.

AGENCIA EFE